2012: más conflictos, más gasto militar

10:20 Tomas 0 Comments


Guerras y rumores de guerras Mateo 24:6

Ojalá que las naciones privilegiaran una política global unida para acabar con el hambre, la miseria, y el calentamiento global. Desafortunadamente no es así. El mundo real se está moviendo más por las amenazas del terrorismo y rivalidades internacionales, que por las necesidades de desarrollo de la humanidad.


Una revisión de las prioridades estratégicas de las potencias militares del mundo nos indica que sus ejércitos esperan un 2012 más cerca de una guerra internacional contra Irán, un conflicto entre Rusia y los países de la Alianza del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) por el desarrollo de nuevos misiles y plataformas antimisil, así como la posibilidad de fusión de las amenazas asimétricas provenientes del terrorismo, la delincuencia organizada y las insurgencias armadas.


No sólo los nuevos retos a la inseguridad mundial están marcando el desarrollo de los ejércitos para el próximo año, sino también la fuerza de las crisis financieras y periodos de recesión que han afectado a la mayor parte de las economías de América y Europa.

La crisis económica de los países occidentales, la multiplicación de conflictos armados en el norte de África, el Medio Oriente, y Asia; así como la emergencia de China y Japón como nuevas potencias militares han llevado a una nueva redistribución del poder militar, tal y como lo definieron los expertos británicos del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos, una organización con sede en Londres dedicada a estudiar el presupuesto militar mundial.

Mientras los presupuestos militares de los países de Occidente están bajo presión y la producción y adquisición de armas está constreñida; en otras regiones, notablemente Asia y el Medio Oriente, el gasto militar y la adquisición de armamento están creciendo, afirman esos expertos en el ejemplar más reciente de El Equilibrio Militar, una revisión anual de las capacidades militares y los conflictos armados en el mundo.

Tras fuertes reducciones en el presupuesto, el Reino Unido y Francia decidieron crear una fuerza expedicionaria conjunta que incluye el uso coordinado de sus respectivas fuerzas aéreas. Esa fuerza binacional les permitirá participar en las misiones internacionales encabezadas por la Organización de las Naciones Unidas.

Aunque sigue siendo el más grande del mundo, el presupuesto militar de Estados Unidos (de 662 mil millones de dólares para el año fiscal 2012) ha recibido el impacto de la lucha antiterrorista y la recesión económica, lo que le ha llevado a privilegiar el fortalecimiento de sus brigadas de combate y la producción acelerada de vehículos blindados, helicópteros y aviones piloteados a control remoto utilizados en forma intensiva en las guerras de Irak y Afganistán.

Sin embargo, tanto la recesión como las guerras en Afganistán e Irak han disminuido el desarrollo de programas de tecnología militar de última generación como el F-35, el avión de combate que el comando militar conjunto de las fuerzas armadas de Estados Unidos, así como los ejércitos del Reino Unido y otras potencias militares, utilizarán en el futuro.



Las potencias militares han virado su fuerza hacia la conformación de ejércitos ligeros capaces de combatir las llamadas “amenazas asimétricas” que incluyen al narcotráfico, el terrorismo y las insurgencias armadas. Por otra parte, la tensión creciente con Corea del Norte, Irán y Rusia, ha obligado a Estados Unidos y la OTAN a continuar con dificultades sus programas antimisiles.



La muerte del presidente de Corea del Norte Kim Jong-il y el temor de inestabilidad en el continente asiático impulsaron a Japón, que tiene el sexto presupuesto militar más grande en el mundo, a reforzar sus capacidades aéreas con la compra de 42 aviones F-35 a la empresa Lockheed Martin Corporation, cada uno de ellos a un costo de 114 millones de dólares. Otros países se aprestan a comprar esa aeronave: Corea del Sur, Italia, Holanda, Turquía, Noruega, Dinamarca y Canadá. Estados Unidos planea comprar 2 mil 440 aviones de ese tipo.



El ambiente hostil entre Estados Unidos e Irán ha impulsado a los países árabes a prepararse para la eventualidad de una guerra. Arabia Saudita, por ejemplo, ha privilegiado la compra de naves de combate y unidades de defensa aérea.



Los países asiáticos ven con preocupación el crecimiento militar de China, que está impulsando por su parte la construcción y despliegue de submarinos, portaaviones y misiles antinavales. China está desarrollando su propio avión de combate J-20 cuyas características se acercan a los aviones no detectables por radares como el F-18 o F-35 que construye Estados Unidos.

Independientemente de la recesión y las motivaciones coyunturales que afectarán los presupuestos militares para 2012, es un hecho que éstos han sufrido un incremento de 50 por ciento desde 2001, el año del ataque terrorista más grande de la historia reciente.

¿Cuánto tiempo llevará una normalización de la seguridad mundial? Por lo visto, mucho tiempo. Es obvio que el miedo, la desconfianza y los intereses económicos impulsan a los países a sostener sus presupuestos militares y aumentarlos. Pero ¿cuánta paz y beneficio social han logrado los ejércitos? Ninguna.
 
Fuente: Vangurdia

You Might Also Like

0 comments:

¿Qué piensas de esto? Tus comentarios pueden ser anónimos o no, y serán muy agradecidos, por más corto que sean. Sé respetuoso.