Termina la semana 69, comienza la semana 70

9:18 Tomas 0 Comments

No hay tema que cause más controversia, entre todos los que tratamos en Ministerios Antes del Fin que aquel que trata sobre el Levantamiento de la Iglesia y la Segunda Venida. 

Aparentemente los que no creen que la iglesia será levantada antes de la Gran Tribulación creen que no creer como ellos creen es equivalente a una de las herejías históricas más perniciosas de la historia de la iglesia. 

Estos personajes atacan, insultan, amenazan y lanzan imprecaciones (solo lea los comentarios abajo de "creyentes") contra quienes somos sus hermanos en Cristo, no estando conscientes de que creamos lo que creamos con respecto a la sincronización Rapto-Gran Tribulación, si estamos en Cristo, nos iremos con Él, antes o después... En mi opinión, nos marcharemos antes de la Gran Tribulación. 

¿Qué cree de la controversia sobre la sincronización Arrebato-Gran Tribulación?
  

Este artículo apologético, viene a llover sobre mojado y a insistir en la gloriosa esperanza que me caracteriza a mí y a la mayor parte de los creyentes fervientes en el rápido retorno de nuestro Señor.
Ahora voy a mostrar, sin lugar a duda alguna, que existen evidencias obvias de una asombrosa diferencia entre dos eventos que sucederán en los días venideros. El Rapto y la Segunda Venida. 

Los muertos en Cristo
 
Noten en primer lugar, que el Rapto tiene que obligatoriamente tratarse de un evento diferente de la reunión que harán los ángeles en Mateo 24:31. 

Cuando Jesús dijo lo que se relata en Mateo 24:31, varias cosas aún no habían sucedido.
1. Jesús no había muerto por los pecados de la humanidad.
2. Los judíos no lo habían rechazado como su Mesías (lo que hicieron cuando lo crucificaron).
3. Jesús todavía estaba en la tierra buscando a "los suyos", pero los suyos no le recibieron y conforme el mismo Señor Jesús le explicó a la señora samaritana que fue ante él a solicitar la sanidad de su hija y a la ramera samaritana del pozo, la salvación del Mesías era para los judíos, que eran los "hijos" y presumiblemente, no para los gentiles, que éramos no más que "perritos" y por lo tanto no-herederos.
4. La enseñanza que Jesús se encuentra dando en Mateo 24.31 es estrictamente para los interlocutores judíos, a quienes Él vino a salvar, no para la iglesia gentil, que no había nacido porque los judíos aún no lo habían rechazado a Él como su Mesías.

You Might Also Like

0 comments:

¿Qué piensas de esto? Tus comentarios pueden ser anónimos o no, y serán muy agradecidos, por más corto que sean. Sé respetuoso.