DOMINIONISMO: LA TEOLOGIA DEL REINO AHORA “KINGDOM NOW”

10:27 Tomas 0 Comments


Interesante analisis y estudio de la teologia de moda de hoy día: El Reino Ahora

Como siempre en estos temas controversiales y en defensa de la sana doctrina, y el único que les puede revelar la Verdad es el Espíritu Santo.

Por el Pastor Mario Fumero

INTRODUCCIÓN

Cada día vemos que la temática que encierra esta teología denominada “dominionista o del reino ahora” que, a pesar de que no es nueva, esta captando mas y mas adeptos dentro del pueblo evangélico en todo el mundo. Lo primero que debemos preguntar es ¿En que consiste la teología del reino ahora o dominionismo? ¿Cuáles son sus enseñanzas? ¿Tiene asidero bíblico esta enseñanza? Estas y otras preguntas serán respondidas en el desarrollo de este ensayo. El concepto clásico de teocracia o del “reino ahora”, se viene escuchando desde varias décadas atrás. En lo personal recuerdo muy bien el movimiento teocrático, en Chile en el año 1990 bajo las enseñanzas de Christian Casanova, (que en el día de hoy más que pastor evangélico es una amalgama de católico y carismático), quien adopta la teología dominionista legada por su mentor, el ahora extinto líder carismático norteamericano Earl Paulk, uno de los promotores mas importantes de la teología del reino, y cuyo hilo conductor y hermenéutica, se desprende totalmente de la interpretación bíblica histórica respecto a temas como el del objetivo del evangelio, la labor de la iglesia de Cristo y a la secuencia escatológica. (Las últimas cosas). Lo curioso es que la teología del “reino ahora” o diminionismo, no solo ha cautivado a movimientos liberales, carismáticos y neo pentecostales, sino que también a algunas iglesias y corporaciones tradicionales y de corte fundamentalista reformada. Ahora no es raro escuchar a pastores que por años han defendido la sana doctrina, pero que de un tiempo a esta parte ya están negando, por ejemplo la enseñanza del arrebatamiento de la iglesia entre otras doctrinas fundamentales del cristianismo. Esto y otras cosas que vamos a tratar en este estudio, se lo debemos en gran parte a la fuerte escuela de pensamiento de la teología del “reino ahora” o dominionismo. Estoy convencido de la necesidad de difundir una fuerte refutación a esta teología, debido a que es parte de los fuertes vientos de apostasía que están azotando a la iglesia y que algunos sin saberlo, la han adoptado como la “nueva y restauradora visión” que la iglesia debe tener en el siglo XXl.


ANALISIS HISTORICO:

Como ya se ha dicho, la teología del “reino ahora” no es nueva y el génesis de esta enseñanza se remonta hacia el siglo III con las enseñanzas de Orígenes oriundo de Alejandría, discípulo de Clemente y firme seguidor de la escuela de pensamiento del filósofo Ammonius Saccas y su “neoplatonismo”. Es importante señalar que Saccas enseñaba que era necesario crear la unión de todos los credos religiosos bajo el concepto de una conciencia universal (La misma premisa de la nueva era y que muchos líderes evangélicos la predican desde los púlpitos) Podríamos con todo argumento afirmar que Orígenes es uno de los más grandes Gnósticos “cristianos” que se registran en la historia. La constante amalgama entre los relatos bíblicos y la filosofía de Alejandría, fueron los ingredientes predilectos de este erudito y eximio exegeta, cuyas enseñanzas perduraron a través del tiempo y que al final del siglo XX, se han transformado en la base de la teología modernista y apóstata. En la actualidad ya muchos piensan como Orígenes. La enseñanza escatológica de Orígenes, era básicamente post milenarista, es decir, que no creía que en la tierra se daría un período de reinado del Mesías y que la iglesia debía conquistar cada poder que establece el equilibrio de la humanidad, a lo que clásicamente se conoce como “el poder temporal” Esta premisa, tan igual a la que por tantos siglos pregona el catolicismo romano, era la base y pilar de las enseñanzas dominionistas de Orígenes. Si duda, una enseñanza que no quedó sepultada en el recuerdo, sino que se mantuvo vigente a través de los siglos y es más, en el siglo IV, Agustín de Hipona, el mal llamado “padre de la iglesia” (entre otros), rescató profundamente las enseñanzas de Orígenes en su obra alabada por los amantes de teología racionalista, “la ciudad de Dios”. Estos antecedentes aunque remotos, nos permiten entender que ha pasado en la actualidad con lo teólogos y eruditos que dejaron de depender del Creador de todas las cosas y se envanecieron en sus razonamientos. Toda la teología modernista, reconoce en especial posición las enseñanzas de Agustín y de la llamada patrística en general. Si uno conversa con líderes que han sido formados en seminarios o institutos bíblicos, se revela la profunda inspiración e influencia de las enseñanzas de los teólogos del siglo III y IV quienes muchos de ellos, solo fueron instrumentos del diablo para introducir el sincretismo, subjetivismo y humanismo en las escuelas de pensamiento del cristianismo primitivo. Es por eso que esto ahora suena hasta casi obvio, por lo tanto, a aquellos que aún confiamos en la autoridad de la sola escritura, nos debe llenar de energía este ensayo para anunciar con más fuerza, la confianza que debemos tener solo en la Biblia y lejos de toda escuela de pensamiento humano.

Para seguir leyendo el articulo favor hacer click aquí

Segunda Parte hacer click aquí

You Might Also Like

0 comments:

¿Qué piensas de esto? Tus comentarios pueden ser anónimos o no, y serán muy agradecidos, por más corto que sean. Sé respetuoso.