Nace un nuevo Zar: Vlad Putin (Gog) en Rusia (Magog)?

12:44 Tomas 0 Comments


Si Vlad Putin no es el personaje de Gog en Ezequiel 38-39 entonces no se quien será, pero lo cierto es que tiene todo el perfil para gobernar con mano dura la madre Rusia . Magog.

Y lloró el ‘zar’. Con un escueto “hemos ganado”, notablemente conmovido, concretó lo que virtualmente se trata de su próximo mandato. El hijo de una pareja humilde –su padre oficial de la armada soviética y su madre una empleada industrial- se reafirmó así como el ‘hombre fuerte’ del país más grande de Eurasia y el mundo. A la vez, lo acusan de perder credibilidad, mientras obtiene más del 60% del voto en las elecciones presidenciales rusas.


¿Pero quién es Putin? Ex agente de la KGB –agencia de inteligencia soviética-, Putin renunció a esta cuando el gran estado federal socialista se debilitaba por la perestroika y la glásnost de Mijail Gorbachov. Se hizo conocido como funcionario municipal en San Petersburgo (ex Leningrado) y pronto fue a parar a los círculos cercanos de Boris Yeltsin, el primer presidente de la Rusia post-soviética.

En julio de 1998 fue nombrado director del FSB (Servicio Federal de Seguridad), la agencia que sucedió al KGB, y en agosto de 1999 fue nombrado Primer Ministro.

Tenía un problema urgente que resolver: la guerra contra los separatistas islámicos de Chechenia. No dudó en resolver los conflictos con ‘mano dura’ enviando tropas federales en octubre para acabar con los independentistas.

Cuestionable o no, mientras que hay quienes todavía detestan a Putin por casos de violación de derechos humanos en esta guerra, la radiodifusora internacional “La Voz de Rusia” ha informado que casi el 100% de chechenos le dio su voto al virtual ganador.

Putin recibió la presidencia de un Boris Yeltsin enfermo y con la popularidad por los suelos. No lo hacía con mucha seguridad. Lo consideraba “un destino pesado”. Y con todo esto, se convirtió en el símbolo del regreso de Rusia a la estabilidad tras el caos y desigualdad de los años posteriores a la disolución de la Unión Soviética. Su proyección hoy –con la nueva enmienda constitucional que brinda 6 años al mandatario del país- lo proyectan a niveles de dignatarios históricos como Joseph Stalin o Nicolás I, o incluso Pedro el Grande. Un año de presidente interino, sumado a 8 años de presidente electo, más 4 de jefe de gobierno durante el mandato de Mendvevev y agregado a este resultado, seis años más con probabilidad de reelegirse le podrían dar los 25 que alcanzó el máximo dirigente de la URSS.

Sus mayores méritos: “Legalización de la propiedad de la tierra, el ingreso de Rusia en la Organización Mundial de Comercio y el desarrollo del sector financiero. Además, se han desarrollado mucho la agricultura y el sector servicios y se ha construido mucho”, dice el especialista Serguéi Guríyev, rector de la Nueva Escuela de Economía de Moscú en entrevista con “El País”. Lo negativo: “la nacionalización de empresas y la pérdida de intensidad en la lucha contra la corrupción”. Todo esto, sobre la base de que la renta del petróleo y sus interminables reservas de hidrocarburos le da una holgada tranquilidad a esta economía.

En campaña reciente, Putin prometió que Rusia dará un “salto” y aplastará a otras potencias a nivel militar. No parece una propuesta exagerada para una nación de tales dimensiones geográficas, con las mayores reservas de petróleo del mundo y un imparable y acelerado crecimiento económico. Es, junto con Brasil, India y China, uno de los países emergentes más cercanos al desarrollo(BRIC, por las siglas de los países). No se hable de su peso en el balance internacional como miembro permanente del Consejo de Seguridad y sus aliados comerciales –cuando no políticos- China e Irán. El nuevo inquilino del Kremlin tiene los medios. Veremos si lo logra.

Fuente: ElComercio

You Might Also Like

0 comments:

¿Qué piensas de esto? Tus comentarios pueden ser anónimos o no, y serán muy agradecidos, por más corto que sean. Sé respetuoso.