Jim Caviezel La Resurrección Va a Ser la Película Más Importante de la Historia Mundial

La Pasión de Cristo se estrenó en 2004 y rompió récord de taquilla para un film de bajo presupuesto que Hollywood no quería financiar.
Ahora Mel Gibson está trabajando en la secuela de la Pasión de Cristo, la Resurrección, la escencia del cristianismo y la Iglesia de nuestro Señor Jesucristo.Dios está en control y el estreno de la película servirá de herramienta para evangilizar y salvar millones de almas antes de la venida del Señor por su Novia.Posible fecha de estreno 2021/2022
La estrella de “La Pasión de Cristo”, Jim Caviezel, compartió recientemente nuevos detalles sobre la muy esperada secuela del éxito de taquilla.

El jueves, Caviezel dijo a Breitbart News que recibió un nuevo borrador de la próxima entrega de “La Pasión de Cristo”.“Mel Gibson me acaba de enviar la tercera imagen, el tercer borrador.Ya viene ”, dijo en la última edición del Breitbart News Daily de SiriusXM con el presentador Alex Marlow.

Caviezel, quien interpretó a Jesús en 2004 para la película, compartió el tí…

Aprende inglés

Aprende inglés
Compañía líder en la enseñanza del idioma inglés en Panamá


Libia (Put): todavía es temprano para decir adiós a las armas

Durante la guerra se "perdieron" entre 20 y 30 mil misiles tierra - aire y ahora está en manos de los terroristas.

La nueva Libia (Put-Fut) en manos de los terrorista Al-Qaeda y la Ley Sharia.

Favor oren por los musulmanes y sean libres del principado del islam.

Un grupo de inspectores internacionales planea recorrer los arsenales de Libia, entre crecientes temores de que las armas caigan en manos de extremistas. Durante la campaña militar se informó que gran cantidad de armamento fue robado.


Rusia, a su vez, expresó su preocupación y propuso al Consejo de Seguridad de la ONU que emita una resolución que impida la distribución por el mundo de armas procedentes de Libia.

El eco de la guerra

La gran cantidad de armas no vigiladas, incluidos misiles tierra-aire, representa un peligro real con el que se tiene que enfrentar el país, según advierte la organización defensora de los derechos humanos Human Rights Watch.

“Estas armas fueron distribuidas en la región a través de la OTAN y sus aliados. Además, Libia es un país bien armado, la población posee muchas armas ligeras”, asegura el politólogo y periodista independiente Sukant Chandan.

Y estas armas ligeras se tornan pesadas para los miembros del Consejo Nacional de Transición (CNT).

“Tratamos de controlar las armas. Si detectamos que alguien porta una, le preguntamos si tiene el permiso para ello. Ahora pueden notar que aquí todo es seguro y controlado y la única cosa que queda por hacer es crear algún mecanismo para devolver las armas”, confirma Abdulba, comandante del CNT.

Los libios siguen armados

Sin embargo, por lo visto, los libios no se apresuran a decir adiós a sus armas, que para muchos aún siguen siendo garantes de su propia seguridad. Como consecuencia, la cosecha de los recolectores de armamento es muy escasa.

Así, el presidente del CNT en Trípoli, Abdullah Nakir al-Zintani, declaró que los rebeldes libios "mantendrán las armas hasta el final del periodo de transición, hasta que sea aprobada la nueva constitución". Según él, "los que controlan realmente la situación en el país tienen el derecho de tomar las decisiones".

Según algunos expertos, la gran cantidad de armas no registradas más las discrepancias entre distintas agrupaciones dentro de la sociedad libia son el combustible que mantendrá el fuego de la inestabilidad en el país.

“Lo que pasa ahora en Libia es que hay un gran número de agrupaciones que no se respetan unas a otras, ni tampoco a la OTAN. Usaron a ese organismo para sus fines y resultó lo bastante estúpido como para permitírselo. Pues lo que ahora veremos será un recrudecimiento de la guerra civil entre las agrupaciones que acabaron con el régimen de Gaddafi”, advierte Chandan.

Probablemente esta sea una de las razones por las que el CNT le pidió a la OTAN que prolongue su misión en el país. Mientras tanto, la mayoría de los libios sigue desconfiada y con el dedo en el gatillo.

Fuente: RT

Comentarios