Anuncio

Anuncio
Anúnciese: Miles de visitas mensuales

¿Por Qué Celebramos el Día de Acción de Gracias-Thanksgiving?

Por qué Celebramos el Día de Acción de Gracias? Muchas personas piensan del día de acción de gracias como una maravillosa celebración, que les permite tener un largo fin de semana disfrutando de una suculenta cena. O tal vez, piensan que el día de Acción de Gracias es simplemente el principio de las celebraciones navideñas. ¿Cuál es el verdadero significado del día de acción de gracias? Catherine Millard escribe: Podemos rastrear ésta histórica tradición cristiana de Los Estados Unidos, desde el año 1623. En noviembre de 1623, después de recolectar la cosecha, el gobernador de la colonia de peregrinos "Plymonth Plantation" en Plymonth, Massachusetts, declaró: "Todos ustedes, peregrinos, con sus esposas e hijos, congréguense en la casa comunal, en la colina... para escuchar al pastor, y dar gracias a Dios Todopoderoso por todas sus bendiciones." Este es el origen de nuestra celebración anual del día de Acción de Gracias. En los años siguientes, el congres

Anuncio

Anuncio
Anúnciese: Miles de visitas mensuales


PORQUE ADOPTAR EL MODELO SUECO COVID19

 Del mejor modelo COVID19 al peor modelo COVID19:

En Panamá después de 5 meses y medio de cuarentena van 1,767 fallecidos de COVID19 - SARSCOV2, de los cuales el 95% son adultos mayores con enfermedad crónica.

Tasa de mortalidad es de más de 400 por millón de habitantes y una tasa de letalidad de 2.2%.

El protocolo del MINSA de 40 páginas dice si alguien es COVID positivo: Tomar acetaminofen, quédate en casa y después nos llama. 

500,000 desempleados de 4 millones de habitantes y la economía colapsando poco a poco y por supuesto uso obligatorio de mascarillas.

La Figura 1 ilustra la mortalidad diaria atribuida al covid-19 en Suecia, Nueva York, Illinois y Texas. La figura traza el número diario de muertes por millón de habitantes. Esta figura ilustra el aumento y la disminución de las muertes por covid-19 en cuatro entornos de políticas diferentes. Los datos se obtuvieron de Worldometer.

 

Suecia: El Grupo Control

Suecia (puntos azules) ha servido como grupo de control para comparar políticas destinadas a disminuir las muertes por covid-19. Suecia ha sido criticada injustamente por su política a pesar de tener un resultado más favorable que los lugares con políticas de cuarentena autoritarias. Suecia no cerró sus escuelas. Además de detener las reuniones de más de cincuenta personas, el gobierno sueco dejó las decisiones de cerrar negocios, usar mascarillas y distanciamiento social al pueblo sueco. El gobierno fomentó el uso de mascarillas y el distanciamiento social, pero no hubo requisitos y no hubo sanciones para quienes se negaron a seguir los consejos. La mortalidad atribuida al covid-19 alcanzó un valor máximo de 11.38 muertes por día por millón de habitantes el 8 de abril de 2020. Esta mortalidad se igualó el 15 de abril y la mortalidad ha disminuido desde entonces. La mortalidad diaria ha sido menos de una muerte por día por millón de habitantes durante los dieciocho días anteriores. Los casos son muy bajos. A todos los efectos prácticos, la epidemia de covid-19 ha terminado en Suecia. Es casi seguro que en Suecia se ha logrado la inmunidad colectiva, independientemente de los resultados de las pruebas de anticuerpos. Las pruebas suelen ser solo para anticuerpos IgG y el rebaño puede volverse inmune a través de anticuerpos IgA o mecanismos celulares que no se detectan con las pruebas habituales. Aún está por verse si covid-19 reaparecerá el próximo otoño o invierno.

Nueva York: cerrar la puerta del granero después de que el caballo ya se haya ido

Nueva York (puntos marrones) ha sido una catástrofe. El 20 de marzo de 2020, se implementó un bloqueo completo. Se ordenó el cierre de negocios no esenciales. A los trabajadores de empresas no esenciales se les ordenó trabajar solo desde casa. Las farmacias, tiendas de abarrotes, licorerías y tiendas de vinos se consideraron esenciales y se les permitió permanecer abiertas. Los restaurantes y bares solo podían entregar a domicilio. Además del cierre, el 25 de marzo de 2020 se ordenó a los hogares de ancianos que aceptaran pacientes positivos para el virus covid-19 en la transferencia de los hospitales. El 10 de mayo, se cambió esta orden de modo que los pacientes tuvieron que dar negativo en la prueba del virus antes de ser trasladados a hogares de ancianos, pero el daño ya estaba hecho. Para el 7 de abril de 2020, dentro de las tres semanas posteriores a la orden del hogar de ancianos, se había alcanzado una mortalidad diaria de más de cincuenta muertes por día por millón de habitantes. Esta tasa de mortalidad diaria fue casi cinco veces superior a la tasa máxima observada en Suecia, donde no se implementó ninguna cuarentena.

La política de Nueva York asumió que todas las interacciones humanas conllevan el mismo riesgo de muerte por covid-19. Los datos de Nueva York muestran claramente que las interacciones entre personas jóvenes y sanas tienen un riesgo muy diferente al de las interacciones entre los jóvenes y los ancianos y las interacciones entre los ancianos. Al facilitar la transmisión del virus de los hospitales a los hogares de ancianos, se maximizó la tasa de propagación entre la población anciana, y cualquier posible beneficio del encierro de la población joven y sana se volvió discutible. La población en general se mantuvo encerrada después de que el virus se diseminara ampliamente entre la población anciana. La disminución de muertes desde los niveles máximos en Nueva York, con su duro lockdown, ha seguido aproximadamente el mismo curso temporal que lo que se ha observado en Suecia sin ningún bloqueo. No está claro si el encierro interfirió con la inmunidad de rebaño o no. Esto no se sabrá hasta después de que la economía y las escuelas vuelvan a abrir por completo durante al menos un mes. 

Conclusiones 

La data sugieren que la cuarentena no han evitado ninguna muerte por covid-19 (Panamá 1,767). En el mejor de los casos, los encierros han aplazado la muerte por un tiempo breve, pero no es posible que continúen a largo plazo. Parece probable que uno ni siquiera tenga que comparar la privación económica con la pérdida de vidas, ya que el número final de muertes después de los cierres autoritarios probablemente superará las muertes por dejar que las personas elijan cómo manejar su propio riesgo. Después de tomar en cuenta la depresión económica sin precedentes, es probable que la historia juzgue estas cuarentenas como el mayor error de política de esta generación. Covid-19 no va a ser derrotado; tendremos que aprender a convivir con él. La única forma en que podemos aprender la mejor manera de lidiar con covid-19 es dejar que las personas administren su propio riesgo, observen los resultados y aprendan de los errores. El mundo tiene una gran deuda con Suecia por dar un ejemplo que el resto de nosotros podemos seguir.

Fuente: ZeroHedge


Why Americans Should Adopt The Sweden Model On COVID-19

 

Comentarios